Make your own free website on Tripod.com

Jesús de Nazaret.

     
Autor: Jesús Morfín Garduño.
Seudónimo: Huitzilíhuitl.
Universidad Comunitaria
   
Nahui Ollin de Mallinalco
Antropología Política                            e-mail:  ecocidio@yahoo.com.mx
     

     Orígenes   (185-254 d. C.), uno de los más célebres autores de la Iglesia primitiva, en una larga y razonada obra apologética refutó los argumentos de Celso, filósofo platónico muy influyente en la Alejandría del siglo II y quizá el primer crítico serio del cristianismo, quien afirmaba que según fuentes judías, María había mantenido relaciones ilícitas con un soldado romano llamado Pantera. Que su marido era carpintero; quien la repudió, la abandonó y la dejó sin recursos y sin casa; que ella hubo de dar a luz en secreto. Añade que después Jesús pasó un tiempo en Egipto, donde trabajó como obrero y aprendió magia.

     Los   Nazis, en la búsqueda de fundamentos para sus ideologías, pretendieron haber encontrado la tumba de un soldado romano llamado Pantera, que presumiblemente había sido el padre de Cristo. El autor hebreo Werner Keller, comenta que Parthenos, en griego, significa virgen, palabra que pudo haber sido tergiversada por los judíos, llamando al hijo de la Virgen ben ha Pantera, que en su idioma podía interpretarse como hijo de la Pantera, y que como en Oriente un hijo jamás lleva el nombre de su madre, con el tiempo quedó como el nombre del padre, que como era nombre extranjero, tuvo que haber sido un legionario romano.

     Ha   sido muy común que cuando un país es invadido militarmente por otro, los soldados invasores ultrajan a las indefensas mujeres del país invadido, y la población mestiza producto de la opresión romana, estaba creciendo rápidamente y anexándose a las poblaciones mestizas producto de anteriores invasiones, con lo cual se había extendido una clase social que era marginada por las autoridades judías porque naturalmente era muy heterodoxa con la ley y la religión, ya que mezclaba la tradición judía con ideas de las religiones paganas, debido a que era heredera de ambas culturas. Así que simplemente Cristo fue un líder natural de éste pueblo mestizo, y es aceptable que José se haya hecho cargo de Madre e hijo, ya que según la ley hebrea, hijo de judía también es judío.

     Ahora   bien, la generalidad de los soldados del ejercito romano no eran estrictamente romanos, sino de cualquier nación conquistada o vecina del Imperio, incluyendo mercenarios. Recordemos los cultos a Mitra, al Dios de la guerra y al Sol Invicto, que tenían los guerreros cada solsticio de invierno, entonces 25 de diciembre, de modo que el Imperio Romano tuvo que establecer oficialmente dicha celebración. Y con el tiempo finalmente la Iglesia logró superponerle la celebración de la Navidad.

     Así   que racialmente Jesucristo y los primeros cristianos son más cercanos al actual pueblo palestino que al pueblo judío. Esto no contradice que Cristo haya tenido la tez blanca, lo cual provocó que el cristianismo llegara a direccionar las guerras europeas en un solo sentido, que culminó con la retirada de los árabes de España y el apoyo de los Reyes Católicos a Cristóbal Colón en su empresa de buscar las Indias por el Atlántico. Bien dijo Cristo que no había venido a traer la paz, sino la espada (Mateo 10,34).

     Observamos   en el comportamiento de Cristo que le interesa más ser el Mesías del mundo, que en aquel entonces se reducía al basto y pluriétnico Imperio Romano, que serlo únicamente del pueblo judío, lo cual es muy coherente con su origen mestizo, y por ello a la vez, la nueva religión le quedó a la medida al gran imperio, teniendo que convertirse a ella oficialmente al cabo de sólo tres siglos. Doctrina que fue un producto romano, griego, hebreo, persa, etc. En particular de las antiguas religiones de sacrificios humanos asentadas en el Medio Oriente desde tiempos anteriores a Abraham, al cual Jehová le había pedido que le sacrificara a su hijo y al conformarse con el corazón de un carnero, dejó la señal de que su pueblo quedaba exento de ofrendar holocaustos humanos.

     Al   percibir Jesús de Nazaret una prehistórica sabiduría sobre la naturaleza espiritual de la realidad física, en términos de ésta misma tomó el papel de una mujer en quien el Espíritu Santo engendró al Dios de la religión cristiana, manteniéndose “virgen” al no haber habido ninguna relación carnal, además de haber personificado él mismo también al hijo.

     Esta   sabiduría prehistórica hay que ubicarla como tal no solamente en el tiempo sino también en el espacio, de manera que todavía la poseían las culturas del México prehispánico, en las que aparece la figura de un sumo sacerdote con la jerarquía de cihuacóatl, que significa "mujer serpiente", como una serpiente de la falda de Coatlicue, la madre tierra, en la que el espíritu antiguo habría de engendrar al nuevo dios Huitzilopochtli, que era personificado por el tlatoani o jefe guerrero. Pero en los primeros tiempos de Tenochtitlan, los reyes Acamapichtli y Huitzilihuitl, también tuvieron la jerarquía de cihuacóatl, es decir, al igual que Cristo personificaron a madre e hijo.

     Esta   insistente alusión a la maternidad obedece a que es el mejor ejemplo (el paradigma) de la creación de un nuevo ser y del amor y cuidados que a éste se dan, de ahí la validez del culto a la Virgen María, que además de llevar y mantener el mensaje de su significado original, es un símbolo de abnegación del amor maternal personificado por María al sufrir las condiciones del nacimiento y muerte de su hijo.

     Podemos   comprender así que habiendo el pueblo judío forjado el ideal del Mesías durante su esclavitud en Egipto, aunque ya era mestizo de las cuatro razas (al igual que los pueblos indoeuropeos), no tenía conciencia de ello, de lo cual si pudo tener conciencia Cristo y llevar así el proyecto mesiánico del nivel nacional al nivel mundial, el cual podrá consolidarse con el rescate de la prehistórica sabiduría de la que Cristo llegó a ser depositario. Ya que las visiones apocalípticas y de salvación de las religiones tienen como fundamento las grandes destrucciones de pasadas civilizaciones y la pretensión de que la nuestra supere dicha amenaza como medio para la superación de nuestra especie hacia un nuevo plano evolutivo.

       

                              e-mail:  ecocidio@yahoo.com.mx                                  Retornar....